jueves, 30 de junio de 2016

Tiempo de celebración


Cuando arrancó este 2016, pronostiqué que iba a ser un año lleno de sorpresas, proyectos e instantes mágicos. De hecho, casi nada más empezar pudisteis comprobar que no lo decía de broma, puesto que mi última novela aguardaba tras la primera hoja en el calendario. 2016 prometía ser un gran año y, hasta ahora, ha estado más que a la altura de las expectativas. No solo en lo profesional, sino también, por suerte, en lo personal.

Porque 2016 es el año en el que vio la luz Bitácora de nuestra luna de miel.

Porque 2016 es el año en el que ESCRibir – Formación Literaria creció aún más y se asentó como el eje de mi carrera.

Y, sobre todo, porque el 2016 lo recordaré siempre como el año de mi boda.

Aunque no suelo dar demasiada información sobre mi vida privada por estos lares, también soy una firme defensora de propagar felicidad y buenas noticias, así que creo que la ocasión merece que haga una excepción. Es tiempo de celebración, y yo quiero compartir con todos mi alegría. Por eso, a partir de la semana que viene, iré colgando en el blog, de forma abierta y gratuita, mi última creación: Cómo conocí a vuestro tío.

Consideradlo mi regalo de boda para vosotros. J

4 comentarios:

Abril Camino dijo...

Yuhuuuuu... Ya sabes que lo esperaba como agua de mayo :P

Érika Gael dijo...

Se hizo de rogar, pero llegó ;)

Leonor Basallote dijo...

Me alegro muchísimo, disfruta de estos días que luego recordarás toda la vida. Un besazo.

Érika Gael dijo...

¡Muchas gracias, Leonor! Estoy segura de que así será, jeje ;). ¡Un besazo!