miércoles, 23 de abril de 2014

Por ellas



Por ellas, que logran que mi corazón se sienta como en casa cada vez que mi cuerpo se halla fuera de lugar.

Ellas, que me dan motivos para llorar y reír al mismo tiempo, escapando a duras penas de una locura incierta.

Ellas, que convierten los lunes en sábados, y la noche de un domingo, en el dulce y apacible final de la espera. Nunca creí que saltaría de la cama con el ímpetu con que lo hago cada mañana desde que mi tiempo y mi vida se los consagro a ellas.

Ellas, que impulsan el engranaje de mis relojes y el mecanismo que guía mis pasos.

Ellas, que me gritan su verdad en el silencio de la noche y se quedan calladas a plena luz del día, cuando más las necesito, hasta sumirme en el desconsuelo. Porque ellas, como decía Merimée de las mujeres y de los gatos, "no acuden cuando se las llama, pero aparecen sin falta en cuanto no les haces caso". 

Ellas, que me dan mil razones para ser temerosa, insegura, desconfiada, sensiblera, pesimista, cobarde y desdichada, pero también me dan mil y una para ser feliz a pesar de todo eso.

Visto lo visto, ¿acaso puede existir, entonces, un modo más maravilloso de pasar esta fecha especial que trabajando en ellas, perdiéndose entre ellas, brindando por ellas?

Feliz día del libro de las letras.

6 comentarios:

Irdala dijo...

¡Qué bonito escribes!

Muy feliz día y un montón de besos!

Érika Gael dijo...

Gracias, mi Irdala querida... :). Feliz día para ti también!

Ainhoa Jiménez Candel dijo...

Me ha encantado! Feliz dia de las letras guapísima. Que siempre estén ahí, para que tu puedas seguir deleitándonos con tus libros. Un besazo!

Ainhoa Jiménez Candel dijo...

Me ha encantado! Feliz día de las letras guapísima :)
Que siempre estén ahí, a tu lado, para que puedas seguir deleitándonos con tus libros
Un beso!

Dra Jomeini dijo...

Feliz día de las letras :)

Érika Gael dijo...

Muchas gracias, mi rubia preferida!! :D. Y sí, ojalá que no se vayan nunca, que cuando no están me dejan hecha polvo... jeje.

Mil besos!