jueves, 4 de junio de 2009

Sherrilyn vuelve al Círculo




Uf, uf, uf. Vamos a ver si nos aclaramos.


Si no me equivoco hace tres años, es decir, en 2006, salió a la venta por Círculo de Lectores una edición de Placeres de la Noche. Es más, me acuerdo porque fue la primera vez que oí hablar de la Kenyon, ese momento en el que hubo un mini-boom Dark Hunter en España que luego se fue diluyendo y nos dejó a dos velas a la panda de frikis que seguimos atacadas perdidas cada vez que alguien pronuncia las palabras "Santuario", "Daimon" o "Artemisa". Y sí, habéis leído bien. Digo DARK HUNTER y digo DAIMON. Porque como buena friki que soy de los Cazadores, me tuve que leer los libros, o bien en inglés, o bien en traducciones extraoficiales, y ninguna editorial advenediza va a apearme ahora de la burra.


Vale, hasta ahí todo bien. Luego, por motivos que desconozco, Sherrilyn desapareció del Círculo. Tal vez la abducieron los marcianos. O sobrevoló las Bermudas. O resbaló en una fosa. Sea como fuere, el caso es que /puf/... se esfumó. Y las vapuleadas y maltratadas fans hemos tenido que esperar tres años (sí, has leído bien, 3 años. TRES largos años) para que alguien se dignase en recuperar la colección y devolverla a los catálogos. Tres años donde podías poner la revista del derecho y del revés, podías lanzarle conjuros, sostenerla sobre vapor caliente, pasar las páginas a toda leche o rascar debajo de las letras, que lo único que ibas a encontrar era a Gaelen Foley, a Sonia Marmen y a Lisa Kleypas. Ah, y alguno de la Lindsey si les sobraba hueco entre tanta enagua.


Muchos diréis: joe, pues de qué te quejas? Me quejo de que ahora que ven el filón, los del Círculo se suban al carro vampírico y decidan editar El Abrazo de la Noche, que ya nos lo sabemos todas por activa, por pasiva y hasta en cirílico. Me quejo de que en Estados Unidos lleven veintisiete libros publicados y aquí hayan decidido darle un poquito de caña ahora sacando al mercado Desata la Noche, el libro de Wren. Me quejo de que en la portada del Círculo de Lectores (si es que no aprendeeeeennn), nos pongan a un Talon MORENO (joder, es que no se puede estar más cabreada que yo ahora mismo), y con el pelo CORTO, cuando la bendita trenza celta de Talon es mentada hasta en Acheron, coño. Me quejo de que hayamos tenido que esperar tres años a que los Cazadores vuelvan a tener algo de su perdida publicidad, y de que, tres años después, la foto de Sherrilyn en la contraportada siga siendo la misma. Coño, si ahora no la reconocen ni sus hijos a la hora de comer...


Pero, sobre todo, me quejo de lo de siempre: que al final, las que salimos perdiendo somos nosotras. ¿Por qué? Muy sencillo. En las páginas de la última revista del Círculo vemos un llamativo slogan para atraer la atención de las lectoras a la obra de la Kenyon: NO TIENEN ALMA... PERO TE ROBARÁN EL CORAZÓN. Cierto, muy cierto. Pero, joder, a mí a estas alturas también me han robado otra cosa los chicos malos de Artemisa: LAS PUÑETERAS DIOPTRÍAS DE TENER QUE CONFORMARME CON LEERLOS EN LA PANTALLA DEL ORDENADOR!!!!

2 comentarios:

espartana dijo...

Pues si que estás indignada. Inspira, expira, inspira, expira... Y no es por provocar pero, ¿Talon llevaba trenza? Es que cuando leo me pierdo siempre las descripciones. Yo voy al meollo de la cuestión y lo demás me resbala...

Ayr dijo...

¡Relájate, que es fin de semana!