viernes, 12 de junio de 2009

Citas célebres en el sofá

Durante toda mi vida pensé que los autores que leía habían sido publicados porque sus libros estaban bien escritos. Tenía la firme convicción de que el único requisito para alcanzar el ISBN era escribir bien, que si no escribías bien no podías llegar a ningún sitio.
Durante toda mi vida pensé que yo escribía terriblemente mal.
Tardé veintitrés años en darme cuenta de que escribía bien y, cuando al fin lo hice, me di cuenta al instante de que no sirve de nada.

1 comentario:

Ayr dijo...

Estamos pesimistas ¿eh?

Échala al correo, espera un par de meses y verás.